Existen todo tipo de trabajos pesados, tantos y con condiciones tan diferentes, que existen todo tipo de vehículos para realizarlos,  como camiones con volquetas, retroexcavadoras, tractores, etc. Todos estos vehículos cuentan con tamaños, diseños e incluso condiciones de operación diferentes, pero algo es seguro en todas estas maquinarias: tú, como propietario siempre querrás maximizar el retorno de la inversión a través de aumentar el tiempo de actividad, y una buena lubricación puede ayudarte a lograrlo.

Por eso, en esta ocasión te hablaremos sobre las tres propiedades críticas que el aceite que compres debería cumplir:

1. Control de la fricción 

La cantidad de combustible que se necesita para impulsar a un vehículo pesado es alta, por lo que reducir el consumo es esencial. Sabiendo lo anterior, es importante reconocer que la gran cantidad de piezas móviles dentro del motor tienden a causar mucha fricción, por lo que es necesario mantener estas partes bien lubricadas para que minimicen el roce y con ello el consumo de combustible.

El árbol de levas, los balancines y las válvulas son componentes que también tienden a causar mucha fricción cuando están mal lubricados, por lo que en ciertos casos, un aceite de baja viscosidad que contenga aditivos reductores de la fricción equilibrados, permitirá que todas las superficies se deslicen con una fricción mínima, incluso en condiciones de lubricación límite, y como bien dijimos, reducir el esfuerzo de la máquina y el uso de combustible.

2. Control del desgaste

Los componentes desgastados del motor se rompen más fácilmente y funcionan con menos eficiencia que sus homólogos sin desgaste, aunque los aceites de motor pueden contener en muchos casos aditivos antidesgaste que pueden  mantener todas las piezas libres de daños.

¡Pero ten cuidado! Estos aditivos pueden causar oxidación adicional, así que asegúrate de usar solo aceites proporcionados por compañías con amplia experiencia, como en JM Rúa S.A.S.

Además, los aditivos son una excelente manera de reducir la fricción, pero la viscosidad correcta también es vital para un control total del desgaste. Es importante seguir las instrucciones del fabricante del equipo en cuanto a las especificaciones del lubricante a utilizar teniendo en cuenta la clasificación del mismo. El  aceite debe tener la capacidad de carga adecuada para evitar que los elementos giratorios se desgasten y se bloqueen; el aceite de motor con buena  fluidez y aditivos avanzados antidesgaste y detergencia mantiene todos los componentes protegidos mientras minimiza la fricción dentro del rodamiento.

3. Control de lodos y depósitos

La suciedad, el polvo y los desechos provenientes del interior o del exterior del motor siempre buscan un lugar para asentarse y formar depósitos. Una corriente de aire o aceite transporta estas partículas hasta que encuentran las condiciones adecuadas para formar un depósito de suciedad.

Pero, un aceite de motor equilibrado que contenga detergentes y dispersantes evitará que se formen lodos y eliminará activamente los depósitos existentes, aumentando directamente la vida útil del motor pues permite el mejor funcionamiento de los diferentes filtros donde se atraparan la mayoría de agentes externos contaminantes derivados del trabajo.

Aprovecha al máximo tu inversión

Como ya viste, existen 3 factores críticos que el lubricante que uses en tus vehículos pesados debe tener, esto con el objetivo de no solo mantener la maquinaria activa el mayor tiempo posible, sino también evitar que deba pasar tiempo perdido en el taller siendo reparada. 

Un truco o sugerencia es cuando cambies aceite simplemente con el uso de un imán pasado por el fondo del recipiente de recolección del aceite usado buscaras partículas metálicas si las encuentras adheridas al imán tu vehículo está en problemas de desgaste excesivo o pérdida o deterioro de piezas metálicas internas.

Y si piensas que la lubricación es muy costosa, te invitamos a contactarnos por asesoramiento, te prometemos dos cosas: saldrás satisfecho con el resultado, y con el precio.