La seguridad en el trabajo es una de las áreas más importantes en cualquier industria, pero por lo general existe un factor importante que no siempre es tomado en cuenta para las medidas de seguridad, y este viene siendo la lubricación. Conoce aquí el porqué debes prestarle más atención a esto si quieres evitar riesgos a la seguridad. 

Nunca nos vamos a cansar de repetir que el uso de lubricantes de alta calidad puede mejorar la protección de todos los equipos, la eficiencia energética y aumentar la productividad, pero, ¿es posible que los lubricantes de alta calidad mejoren el desempeño de la seguridad laboral? 

La respuesta es sí, pero exploremos juntos las razones:

La interacción hombre-máquina es uno de los principales factores de riesgos

El enfoque de la mayoría de las compañías alrededor del mundo es mejorar sus protocolos de seguridad al implementar tecnología de punta en sus procesos, mantener procesos de capacitación frecuentes, etc. Sin embargo, no siempre las cosas salen de la mejor manera, y una de las situaciones más riesgosas en el ambiente laboral, es cuando los trabajadores deben interactuar directamente con maquinaria en movimiento, por ejemplo, cuando toca aplicar lubricación.

Es en esta interacción hombre-máquina (IHM) cuando un accidente puede ocurrir, por lo que en este sentido, la lubricación juega un papel importante en el desempeño de la seguridad, ya que entre mayor es la calidad de nuestro lubricante, menor son las IHM por lo que en un ejercicio de relación lógica, menores son los riesgos a la seguridad. 

Por lo que se vuelve primordial que nos aseguremos de tener un programa óptimo de lubricación, complementado con lubricantes de alta calidad y técnicos expertos que aseguren la mayor fiabilidad de nuestra maquinaria. 

Riesgos ocupacionales 

Sigamos adentrándonos en nuestros ejercicios lógicos en pro a la seguridad, porque es importante establecer que hay riesgos inherentes al manejo incorrecto de los lubricantes y los implementos que usamos para aplicarlos: 

  • Peligros por pistolas de inyección de alta presión: cuando no se tiene el cuidado suficiente, es posible que alguien se inyecte accidentalmente un material como la grasa, el aceite o disolvente, bajo la presión de la pistola, atravesando la piel y el tejido subyacente, siendo esto una lesión que puede causar daños graves al tejido blando. De hecho, esta es una lesión que sin importar la magnitud del daño, debe considerarse como una emergencia quirúrgica. 
  • Manejo de los barriles: uno de estos barriles de aceite o grasa puede llegar a pesar hasta 204 kilos, por lo que su manejo incorrecto puede causar lesiones físicas como distensión muscular. También debemos tener presente que jamás debemos dejar que se nos caiga de una altura considerable ya que pueden rebotar sin control o la costura que reviste el metal se puede romper causando un derrame. 
  • Derrames de aceite y grasa: digamos que en un caso ficticio, alguien manejó incorrectamente un barril y este derramó su contenido, la prioridad en este caso es limpiar el derrame inmediatamente para evitar riesgos de caídas e incluso si hay elementos de ignición alrededor, puede ocurrir un incendio. 

La importancia de la lubricación adecuada

Poseer lubricantes de alta calidad es la clave para minimizar los riesgos que hemos hablado, ya que reducen la frecuencia de las IHM, ante esto, el índice de viscosidad de los lubricantes de alta calidad contribuyen a que el equipo se desempeñe mejor en altas temperaturas, ya que estos aceites permanecen más tiempo en buen estado. Esto reduce la probabilidad del contacto “metal con metal”, evitando daños en el equipo. 

De hecho, siendo más específicos, al usar un lubricante de baja calidad llevará indudablemente a una falla mecánica que no estaba planeada, causando no solo pérdida de producción, sino que habría un IHM innecesario. 

La realidad es que todos los lubricantes se oxidan con el tiempo, pero entre mejor es la calidad y su índice de viscosidad, menor es su oxidación, menor es la necesidad de tener grandes cantidades de aceites cerca de la zona de trabajo y menor son los riesgos laborales. 

No dudes en contactarnos si necesitas asesoría en lubricación de alta calidad, ya que en JM RÚA contamos con más de 30 años de experiencia en el sector, y podemos encontrar la mejor solución al menor costo posible.